Bienvenida

Bienvenidos!

Bienvenidos al blog del Semanario LaOtraVoz de Tacuarembó (ex Acción Informativa).


"somos la otra voz"

gracias por visitarnos

domingo, 18 de marzo de 2012

Nº343

La Junta Departamental y los controles…
Por MAOP
No sé por qué los ponemos, pero están ahí. Son fruto de los resortes que inventamos para sobrevivir como sociedad, o para darle alimento ¿y orden? a esta modesta vida que llevamos juntos todos los días. Es posible que queramos que cambien, que sean otros en algunos casos, o que piensen en los efectos sociales que provoca su acción, o su no acción.
Los ediles eran honorarios hasta que se empezó a inventar esta cuestión de los viáticos, y hay algunos que abusan, o canjean vales de nafta por dinero, o lo usan para comer. Hay quienes pelean por el abuso de otros, y algunos que esconden lo que cobran. Hay en todos los partidos los que cobran el máximo, diez mil pesos, y no rinden cuentas a sus sectores políticos.
En las sesiones adornan sus personas, están en pose, hacen discursos y muchos aspiran a ser algún día considerados para ser diputados, otros están contentos con lo que son. Llegaron, seguramente están pensando. Algunos, poquitos, sueñan con poner orden y creen que pueden hacer algo. Ojalá sea cierto lo de estos últimos.
Pero son personas, como cualquiera, expuestos a sus errores y apetitos, o refugiados en sus virtudes y valores.
En los comienzos de un nuevo período legislativo de la Junta Departamental, como siempre estamos expectantes y por ahí esperanzados en que se puedan ir mejorando diferentes planteos de la sociedad o que surjan las propuestas innovadoras, más allá de la arena política, en un órgano de gobierno que cuenta con una mayoría clara de votos del oficialismo, a la hora de decidir. Indudablemente también siempre nos vuelve la duda, a la par de la esperanza y es imposible a veces olvidar algunos hechos y planteos de períodos anteriores que aún están pendientes.
En la sesión de la Junta Departamental de Tacuarembó del 15 de febrero de 2006, la escribana Célica Galarraga, que era edil departamental suplente de Sergio Chiesa, preguntó en el Plenario dónde estaba la plata de la Intendencia. La pregunta cayó como balde de agua fría en medio de las bancadas, y las respuestas fueron difusas.
Habló de dinero recaudado en la Intendencia, como lo recaudado en aquella época por tasa de alumbrado público ($ 14.846.063) que no fueron volcadas a UTE, y que ese dinero “es evidente que ahí en el camino se perdieron”, dijo…
De la Agrupación 50 comentó: “es más un grupo de poder que un grupo político”, cuando le pregunté a Galarraga qué opinaba del déficit de 2 millones de dólares del año electoral 2004, “que gasten más de 2 millones de dólares como está probado que se gastaron en campaña electoral… diría yo que significa que tenés algo muy importante que defender allí adentro, porque una empresa que tiene 14 millones de dólares de déficit, no creo que sea deseable para nadie. Ningún empresario invierte 2 millones de dólares para después tener que lidiar con 14 millones de déficit”
La edil de aquella época Célica Galarraga profundizaba aún más: “…cuando ves milagros económicos, de gente que no tenía absolutamente nada, y llega a tener seis o siete autos, diez propiedades, entonces bueno, te decís ¿y cómo llegó a esto”…”
El ex diputado Julio Cardozo, cuando era presidente de la Cámara de Representantes, nos concedió una nota el 14 de julio de 2006, y cuando le preguntamos sobre el gasto de 2 millones de dólares en el año preelectoral, nos dijo: “son costumbres políticas que se van heredando y se van haciendo costumbre, y se hacen porque se llega a creer que está bien hecho…”, reconociendo el despilfarro del erario municipal, en aras de obtener un nuevo gobierno departamental, esa vez por parte de Wilson Ezquerra, en su primer período.
En las elecciones del 2009 se repitieron los gastos, pero con mucha más saña, y en una Intendencia que ha sido deficitaria es increíble que una Agrupación como la 50 haya vuelto a invertir más de un millón de dólares en la campaña electoral, y que la Intendencia haya quedado nuevamente desfinanciada al cabo esas elecciones departamentales, en el gobierno de Julio Cardozo (que estuvo 6 meses), retrasándose hasta un año después de la nueva asunción de Ezquerra los pagos a proveedores.
¿Qué hay detrás de esas inmensas inversiones para retener el poder departamental? ¿Quiénes se benefician? ¿Por qué existe una única empresa que gana todas las licitaciones de obras en el departamento?
Son mil preguntas que uno se puede hacer, en momentos que los ediles están volviendo a la Junta, y la duda que nos queda es si estos están en condiciones de ejercer su tarea principal: controlar a la Intendencia Departamental de Tacuarembó.
No hablo de condiciones intelectuales, sino de su disposición a cuestionarse las cosas poco claras que se vislumbran en nuestro gobierno departamental, si van a trabajar hacia el futuro con el presupuesto quinquenal como instrumento de control y exigir que los números y las acciones coincidan, o solamente se dedicarán a definir nombres de calles o designar eventos como “de interés departamental”.
El tránsito, el turismo, las calles, los servicios sociales, los paseos públicos, los espacios públicos, el deporte, los entretenimientos infantiles, los verdes y las sombras, la cultura, son sustancias fundamentales de discusión, y si uno analiza cada una por separado, todo marcha mal; Tacuarembó socialmente es un caos. Todo funciona a fórceps, y para que “te den algo”, el precio hay que pagarlo cada cinco años, y si no lo aceptás, olvidate. Aquí lo único que marcha bien es la Patria Gaucha, negocio que ni siquiera es del pueblo.
Y hablando de la fiesta gaucha, ya es bastante triste que los vecinos del barrio López sigan esperando por su nuevo puente, y pierdan 2 o 3 años de su disfrute cuando ya sabemos que se hará, pero cuando las elecciones estén encima.
¿Qué harán los ediles?

1 comentario:

  1. Siempre está interesante el semanario.

    Y en particular los artículos de la profesora Silvia Medero. Sobretodo porque la divulgación de las ciencias básicas es una rareza y más en los medios de nuestra ciudad.

    Saludos.

    ResponderEliminar