Bienvenida

Bienvenidos!

Bienvenidos al blog del Semanario LaOtraVoz de Tacuarembó (ex Acción Informativa).


"somos la otra voz"

gracias por visitarnos

sábado, 11 de junio de 2011

Nº 310 - Tacuarembó y Nº 4 - Rivera


EDITORIAL:

Alerta en el Frente Amplio
Por: MAOP
Días pasados leímos declaraciones muy duras del Senador Rafael Michelini, refiriéndose a la actual relación del Poder Ejecutivo (llámese José Mujica), con el Parlamento, y con su propia fuerza política, el Frente Amplio.
Desde el Nuevo Espacio – Michelini es su líder y principal interlocutor – acusan al presidente de improvisar, de tirar titulares a la prensa y luego que a los legisladores (a todos, incluidos los frenteamplistas) pretendan  llevarlos de la oreja. Y veladamente, lo dice, marca el desprecio de Mujica al Parlamento.
El Comité Central del Partido Socialista, reunido el sábado pasado, consideró que el fracaso parlamentario ante la situación planteada con el proyecto interpretativo de la Ley de Caducidad, no se trata de una cuestión puntual que provoca una crisis dentro del FA, sino que es consecuencia de una situación que venía “emergiendo” en la interna.
Cuestionaron a sectores como el MPP y Asamblea Uruguay porque no le dan la necesaria importancia a los órganos de conducción política del Frente Amplio. En declaraciones realizadas a la prensa, Nunes (dirigente socialista), comentó que los únicos que ponen “pesos pesados” en el secretariado ejecutivo del FA son el Partido Socialista (Eduardo Fernández) y el Nuevo Espacio (Rafael Michelini), sin embargo el resto de los sectores promocionan dirigentes que no tienen capacidad de decisión propia, y por eso el secretariado no logra ejecutividad.
Por otro lado, en la página virtual del Partido Socialista, el diputado del sector, sociólogo Julio Bango, expresa: “el planteo presidencial queda por delante de los temas que no han tenido la suficiente discusión política dentro del propio gobierno (...) y eso nos quita precisión, cada uno emite su opinión y luego somos rehenes públicamente de lo que decimos, entonces, lo mejor sería cultivar ámbitos de discusión política sobre la orientación general del gobierno, previamente a la discusión pública de los temas”
La Vertiente Artiguista, en cambio, habla directamente de “Refundación”  del Frente Amplio, y manifiesta en documento elaborado el 5 de mayo pasado, que en ocho meses no se ha avanzado en lo político a nivel interno. Dice el documento: “Los hechos recientes ponen al desnudo ese retroceso, principalmente expresado como crisis de conducción y funcionamiento colectivo de la fuerza política, lesión de su identidad y credibilidad, ruptura de la unidad de acción y desencuentros entre los frenteamplistas, la estructura política y el Poder Ejecutivo. Todo ello en una cuestión tan sensible como la política de DDHH.”
Señala además heridas que van quedando y no son tan viejas, como la elección de Ana Olivera para la Intendencia de Montevideo, como fruto de alianza de sectores de gran peso en la fuerza, que no se tradujo en votos, considerando la gran cantidad de votos en blanco en la capital. Recuerda la derrota electoral en cuatro municipios que eran frenteamplistas, y que aún no se ha realizado las correspondientes autocríticas. Además deja en claro los “desencuentros entre la estructura y la ciudadanía o con el gobierno”.
Alerta sobre la posible ruptura o la pérdida de incidencia del FA en la vida del país, y considera inevitable la refundación política, tanto en las cuestiones ideológicas como organizativas.
El Partido Comunista editorializa en su último número de El Popular que en realidad “el FA es el principal instrumento político de los cambios en el Uruguay, con sus defectos y errores, pero con sus inmensas virtudes y nos ha permitido llegar hasta acá…”  Considera que a pesar de los problemas actuales, “la actual estructura del FA, atacada como la madre de todos los males, fue acordada por todos los sectores políticos que la integran; y ha sufrido modificaciones varias, todas consensuadas. El tan vapuleado Plenario Nacional, no es expresión de lógicas maquiavélicas de dirigentes militantitas; fue votado en elecciones internas a padrón abierto y con adhesión simultánea por casi 250mil personas en el 2006…” Pero reconoce también que hay que mejorar al Frente Amplio, y discutir sobre ello.
A ojos vistas, o a oídos atentos, es notoria la lucha ideológica que se está planteando en el país, y fundamentalmente dentro de la fuerza política del gobierno.
A pesar de que el presidente Mujica afirma siempre que no hay que salir a la prensa a “tirar bolazos”, él la utiliza permanentemente para “apurar” a los ministros, parlamentarios y dirigentes frenteamplistas con asuntos que tienen que ver con los fundamentos del Estado. Por ejemplo planteó en la prensa que había que poner un impuesto a la tenencia de la tierra, y aplicarlo a propietarios que tengan más de 2000 o 2500 hectáreas. Seguramente al frenteamplista fundacional con una estructura política ortodoxa, le sucedan dos cosas. Por un lado, siente una profunda molestia por la forma inconsulta de “tirar” un tema tan sentido para su formación política, en forma “casi” irresponsable a la prensa, sin haberlo dialogado antes con su fuerza política. Pero por otro lado, le recrea una vieja aspiración de sacarle más al que tenga más. Pues no hay que olvidar que un simple trabajador medio, hoy sufre los embates del BPS, del IRPF, contribución inmobiliaria urbana, alumbrado público, IVA, etc., siendo él quien más aporta para el funcionamiento del Estado, y es el sector agropecuario quien menos impuestos paga, a pesar de ser un sector que ha crecido notoriamente y que hoy detenta los grandes capitales del país, no solo por políticas favorables a nivel nacional, sino por cuestiones de índole internacional, que les ha permitido tener buenos precios y buenas ganancias.
Sin embargo en la interna del FA ya se preparan las baterías para otro enfrentamiento político. Salió a la cancha el vicepresidente Astori, y está haciendo una verdadera campaña en contra de la posición del presidente Mujica, explicando que el impuesto a la tierra puede afectar la producción y el valor de la tierra (declaraciones en El País del 8 de junio). En otros medios ha dicho cuestiones que habría que considerar, como que en predios menores a 2000 hectáreas, la soja tiene un rendimiento muy elevado, y que en el norte no es lo mismo que en el sur, en referencia a la productividad. Tampoco la productividad es la misma en zonas de balasto que en tierras de alto índice coneat. De todas formas, la discusión es que si se quiere gravar la tenencia, o se quiere sacar una recaudación para mejorar los caminos para el transporte a través de camiones de la producción agropecuaria. Y ahí hay una cuestión ideológica en juego, que plantea concepciones viejas que seguramente jamás concordarán.
Simplemente concluimos que se está improvisando. Que el FA debería tener discutidos y laudados algunos temas centrales de la vida del país desde antes de las elecciones, que hay cuestiones que están afirmadas y explicitadas en los programas y en los principios de la izquierda, y que lamentablemente la improvisación lucha contra una fuerte arremetida social demócrata en la interna, dejando de lado la impronta de izquierda, que jamás ha caducado, que dice que los ricos deben pagar más, que los DD.HH. son una cuestión de principios, y que la unidad del Frente Amplio es la garantía fundamental del gobierno.
Pronosticamos, entonces, una nueva lucha intestina, y habrá nuevos Semproni. De todas formas, más allá de las opciones planteadas por la Vertiente Artiguista de refundación, hay una que habla de “el estallido de la expresión orgánica de la fuerza política, con el consiguiente impacto en la unidad y en la gobernabilidad”. Y es un alerta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario