Bienvenida

Bienvenidos!

Bienvenidos al blog del Semanario LaOtraVoz de Tacuarembó (ex Acción Informativa).


"somos la otra voz"

gracias por visitarnos

miércoles, 25 de mayo de 2011

Nº 307

EDITORIAL:
Por MAOP

Los soldados de Mujica
Cuando este semanario esté en la calle, se habrá definido ya en la Cámara de Representantes sobre la ley interpretativa de la Caducidad. No sabemos qué habrá pasado entonces, pero sí imaginamos el daño que ya se le ha hecho a la fuerza política que hoy es mayoría en el país, y que ha ganado los dos últimos gobiernos democráticos.
Concuerdo con Tabaré Vázquez que dijo que esta ley de caducidad jamás debió existir, pero él, que fue presidente, tuvo la posibilidad de anularla con todo el peso de su fuerza política, sin tener que ir a otro plebiscito, como ocurrió en el 2009. No lo hizo, y el FA quedó embretado en cómo salvar su honor, tanto en cómo preservar su credibilidad como fuerza política.
Cuentan nuestros amigos de La Diaria, que en la Mesa Política del FA, el otro día, había un cartel que cruzaba toda una pared que decía: “FA. 40 años levantando las banderas de los DDHH. ¿Las bajamos?”. Texto que nos exime de cualquier otro comentario.
Haya pasado lo que haya pasado, al aparecer este semanario en sus manos, usted podrá pensar conmigo en todos los ardides que se han jugado en esta cuestión, que no solo compromete a la Justicia, a los familiares de desaparecidos, a los muertos y torturados, sino que ensombrece, aún más, nuestra historia como Nación.
En el Senado hubo ya un intento de impedir que la ley interpretativa no saliera, pero la fuerza política frenteamplista pudo más que la opinión del Presidente Mujica, y los senadores que discrepaban prefirieron respetar, por las dudas, la unidad, y no incinerarse frente a una poderosa fuerza de opinión, que es el conjunto del Frente Amplio.
Cosa de los tupamaros, uno puede pensar, y vaya a saber qué acuerdos tendrán ellos con los militares. Y se me ocurre creer que los viejos caudillos tupamaros son generales vencidos, cansados, cascarrabias, caducos, mañosos, que no están dispuestos a deshacer alguna palabra dada en las sombras, sin importarles “un carajo” lo que piensa y resuelve una fuerza política, Frente Amplio, que tiene la mitad de los votos del país, y que en realidad ellos siempre despreciaron.
Pero los hechos pasados del Senado de la República son ejemplares. Un general-tupamaro no se podía inmolar, entonces Fernández Huidobro debió resignar su lugar en el senado y votar a favor de la fuerza política. Sin embargo estaba Jorge Saravia, que no tenía un solo voto que lo respaldara, y que seguramente él habrá sido el mandadero para entorpecer el proceso de definición del asunto de la caducidad. Fue tan castigado por sus “compañeros” de bancada, que pagó un precio que, a priori, estaría dispuesto a pagar, pues tenía el changüí de volverse al Partido Nacional, quienes podrán recibirlo con los ponchos blancos abiertos, como hijo (bisnieto) redimido de Saravia.
Ya ven, hubiera querido saber antes lo que realmente haría Semproni, ayer en Diputados, pero no lo sé.
Para quien no conozca al diputado Víctor Semproni, les diremos que fue de todo. Fue dirigente de AEBU desde 1958, en 1968 ingresa al MLN Tupamaros, en el 69 es designado integrante del Consejo Central de AEBU, durante la dictadura estuvo preso, y en el 79 fue dejado libre por una cuestión de salud, en 1989 se integra a la Vertiente Artiguista, en 1994 a Asamblea Uruguay, en el 2001 se integra a Claveles Rojos, y en el 2003 ingresa al Espacio 609. Es decir, que el hombre se ha paseado por diferentes lugares que le hayan asegurado algún cargo.
Pero sí me imaginé su charla con Mujica. ¿No habrá sido así?: “mirá Semproni, vos no representás nada, no tenés ni un voto tuyo, estás en tu cargo porque yo te puse, así que andá y votá lo que yo te diga”
Ojalá no haya sido así, pero el FA y el PIT CNT estaban convocando al pueblo para ir al Palacio Legislativo ayer jueves, y quisiéramos creer que si el soldado de Mujica, Semproni, votó en contra de su fuerza política, no se haya aprovechado esa situación para que aparezca gente de afuera y provoque una mini guerra civil, que en nada beneficiará a la paz ciudadana.
Nosotros podemos hacer especulaciones sobre estas teoría conspirativas que realmente pueden suceder, y tenemos derecho a desconfiar, como cualquier uruguayo.
Equivocado o no, la fuerza política FA tomó una decisión, y sea cual sea la postura que ayer tomara, igual se ha generado en la gente una tremenda falta de credibilidad en el instrumento Parlamento, alimentada permanentemente por la verborragia campechana de Mujica, que cada tanto tira un verde, como es el caso del tema de la marihuana, “ahora van a discutir si son 6 o 9 plantitas”, como diciendo que los senadores y diputados están para discutir sandeces, desacreditando e irrespetando al sistema.

Uno observa a los militares que acompañan al presidente riéndose con cada “ocurrencia” de Mujica, se divierten, y es como si pertenecieran a un mundo paralelo, donde los militares se sienten distendidos y aprobados por su antiguo enemigo, hoy socio y aliado. Es como la cara de risa del edecán que estaba detrás, cuando el presidente decía, molesto, a los periodistas: “No vengan con cucos”, “le dije a Semproni que baje los decibles”, “que dicha votación no afectará la gobernabilidad”, “miraré el ferrocarril y cosas que necesitan los uruguayos de la calle”…

No hay comentarios:

Publicar un comentario